Mes: agosto 2015

Hasta la vuelta

La semana que viene cumplo 36 años y mañana comienzan mis vacaciones. Así que hoy es un buen día para una pequeña reflexión. La vida es, como mínimo, rara. A medida que me hago mayor, me sale celulitis, patas de gallo, canas y esas cosas, más me gusta echar la vista atrás y confirmar que no, no me gustaría volver a esos maravillosos años de facultad, botellón, biblioteca, piercings y demás aficiones propias de la adolescencia y juventud. Los últimos 12 meses han sido una oportunidad, una mirada nueva, un cambio total, una especie de catarsis brutal. He hecho limpieza y he abierto las puertas y las ventanas a otras cosas totalmente diferentes a lo que para mi era “lo normal”. Me he deshecho de tantas cosas, que me siento más ligera que nunca. Todo se ha detenido para reanudar la marcha despacito, seguros de que el destino es mucho mejor. Lo sé, no os estáis enterando de nada. Pero a veces uno necesita decir las cosas, pero bajito, y guardar para uno mismo lo …