Mes: febrero 2014

Walk with me

He dicho ya que me voy a Amsterdam? Perdonad que sea tan pelma, pero hace 2 años que no viajo sin niños así que la emoción es máxima. Buscando una buena guía, sitios poco comunes, lugares escondidos, en fin, algo diferente, encontré Walk with me. De momento no tienen guías de Amsterdam, pero para los amantes de Madrid y del papel como yo, merece mucho la pena conocer a estos chicos. En Walk with me puedes encontrar guías, pósters y calendarios y como ellos mismos explican, no venden guías al uso, huyen de ese concepto encorsetado de guía de la ciudad, en la que poco o nada más que el nombre de sus calles o los cuatro sitios típicos vas a conocer. Cómo ellos dicen “que levante la mano el que haya descubierto la mejor croqueta de la ciudad con la ayuda de un mapa” Para hacer sus guías no recurren a otros mapas, sino a los habitantes de la ciudad, se la patean, la conocen y te descubren lugares inesperados. Fuera tópicos! Me maravillan …

Un piso parisino y una galería de arte barcelonesa

El origen de esta casa es fabuloso. Y es que sus dueños han decidido trasladar de alguna manera su galería de arte en Barcelona, Tagomago,  a su piso en París. Enamorados de la fotografía, Valerie de Marotte y Vicenç Boned decidieron dar un paso más en el interiorismo de su propia casa y convertirla en una especie de galería de arte, en la que conocidos y amigos pudieran admirar la obra de artistas que ellos adoran. Tanto como para colgar sus obras en sus propias paredes, creando así un concepto de vivienda-galería más personal e íntimo, en el que ver una exposición se convierte en una auténtica experiencia. Lo más impresionante de este piso es la maravillosa combinación entre el clasicismo de la arquitectura – la casa se ubica en un histórico edificio del siglo XIX – y el estilo ecléctico del mobiliario. Preciosos ventanales de suelo a techo, carpinterías blancas y molduras ornamentales se mezclan con mobiliario moderno, industrial y retro. Y todo esto sin restar una pizca de importancia a las fotografías de …

10 cosas para febrero

Desde hace unas semanas me ha dado por el rosa. Rosa para mí, rosa para las niñas, rosa para la casa… No sé si será por este horrible tiempo de las últimas semanas, pero yo sigo soñando con la primavera, con el sol, las flores y el ROSA, que seguro será el color de la primavera. Y así sin darme cuenta me he puesto a coleccionar cosas rosas en mi wishlist 1. Escritorio Sémola Arce de Énola. Estoy buscando desesperadamente el escritorio perfecto y Elena me llevó directa a esta joya 2. Slip on de Won Hundred. Las Sneakers de moda mejor en rosa palo 3. Cardigan de Stella McCartney Kids. Sé que ya os he enseñado cosas de esta marca otras veces, pero es que me tiene enamorada 4. Papel pintado infantil de la colección Jules et Julie, de Casadeco 5. Flexo hecho con latas de tomate, en Fromlab. Merece la pena conocer esta web, plataforma de despegue de pequeños proyectos, que quizás pueden convertirse en grandes inventos 6. Abrigo corto de Zara. Yo creo que ya …

Un apartamento en Amsterdam

El mes que viene y después de varios intentos fallidos creo que, por fin, mi marido y yo conseguiremos hacer un viaje SOLOS – Dios abuelas mediante-. Destino: Amsterdam. Aprovechando un viaje de trabajo cogeremos unos días para ir a visitar esta ciudad que estoy deseando conocer. Así que es posible que durante este mes os aburra con preguntas, solicitudes de recomendaciones y posts sobre este tema. Para empezar, un house tour fantástico que acabo de descubrir en Appartment Therapy, sobre cómo con muebles y objetos sencillos se puede crear un hogar acogedor y cálido a medio camino entre lo contemporáneo y lo vintage. Un apartamento decorado con objetos traídos de los viajes a Londres, Nueva York o Sudáfrica de sus inquietos dueños que, tan solo unos días más tarde, se mudaban de nuevo. Si queréis empezar a hacerme recomendaciones soy toda oídos…  

MIMA, Espacio creativo

Después de conocer hace unos días en el último número de Singulares Magazine, el maravilloso espacio de trabajo que comparten Bea y Lucía, me puse a pensar en lo bonito de la idea y en la cantidad de gente que necesitaría algo así. En la era de los emprendedores y supongo, que ante la dificultad de compatibilizar trabajo y niños, muchas mujeres se deciden a emprender. Sin embargo las casas son pequeñas y los despachos caros, así que la idea de compartir un espacio de trabajo como decía el artículo, juntas pero no revueltas, es una magnífica idea. Investigando lugares así, me encontré con Mima, un espacio creativo para organizar co-working, eventos, talleres, pop-up stores… Mima es un espacio de 160 metros cuadrados distribuidos en 3 plantas, en pleno Barrio de Malasaña de Madrid, creado por Cristina, diseñadora gráfica y formadora. Luminoso, creativo y acogedor, en él puedes asistir a actividades culturales como exposiciones o ciclos de cine, o simplemente ir a trabajar un día cualquiera, ya que cuenta con wi-fi, sala de reuniones y …