Kids
Comments 11

De la maternidad normaldeandarporcasa

Últimamente ya os habréis dado cuenta de que me paso la vida yendo y viniendo. Me despido y vuelvo. Descanso y retomo. Creedme que no es en ningún caso por hacerme la interesante, es que a estas alturas de la vida – y por alturas de la vida, me refiero a lo normalito: un trabajo, una niña de energía arrolladora, una lactante adorablemente llorona, un marido, una casa, amigos, aficiones – pues como que me acaba quedando poco tiempo para el mundo 2.0. Y como encima soy adicta a tooooodas las redes sociales que se me cruzan por el camino pues peor se pone la cosa!
A pesar de todo eso, no hay día que no se me ocurra algo nuevo y diga: “de esta noche no pasa el próximo post” y de eso hace casi un mes…
Este era mi último mes antes de empezar de nuevo a trabajar y tenía muy claro que quería aprovecharlo bien y pasar tiempo con mis niñas. Qué queréis que os diga, no me apetecía postear. Así que he aprovechado para pasear, tirarme al suelo a jugar, ir al parque, darme cuenta de que no es el mejor momento para montar ESO que tengo en la cabeza, quedar con amigas, tomarme algunas cañas, también–sin ellas-, hacer una pequeña reforma en su dormitorio – que ya os enseñaré- y un montón de cosas.
Yo, acelerada de la vida por naturaleza, adicta a un millón de cosas, incapaz de sentarme en el sofá a mirar a las musarañas, lo que más he disfrutado de mi segunda baja maternal ha sido precisamente eso: haber sido capaz de tomarme el día con calma, por fin! Y no hacer nada, eso tan infravalorado hoy en día: Hacer el vago! Todo el vago que permiten dos nenas como dos torbellinos. Leer, navegar, pintar, mirar a las musarañas… nada de obligaciones, ni reales ni virtuales.
En ese tiempo he descubierto muchos blogs sobre maternidad. Los que muestran la (aplastante) realidad de la misma: pañales, cacas, berrinches, mocos, chichones, pediatras, noches en vela, cólicos… y al menos en mi casa muchísima alegría, juegos y risas también. Y otros que solo muestran niños guapérrimos, hijos de padres ideales hipsters con ropa de marca y labios rojos y que hacen cupcakes tres veces por semana, corriendo por un verde campo o por la ciudad de Manhattan con un gorro de lana y pañal en pleno enero. Confieso que me gustan los dos, depende del día, pero sinceramente me parece totalmente irreal y un mensaje absurdo e incluso frustrante para las futuras mamás.
Yo ya hace tiempo que me he dado cuenta de que soy una madre normaldeandarporcasa y que es lo que quiero ser, que no hago cupcakes ni DIY pero me vuelve loca el washi tape y mil chorradas más, que me cuesta un “güevo” conciliar mi vida laboral con la personal como a todo el mundo, que me da pena penita pena irme por las mañanas y sin embargo adoro trabajar, que me pongo monísima por la mañana y a los 10 minutos ya tengo una vomitona de mi adorable “bebé-vomitón”, que me encanta tirarme al suelo a jugar con ellas, que a veces se me olvida el desayuno en casa y cuando me llevo las manos a la cabeza en pleno patio de entrada al cole mi hija mayor me da una lección y me dice: “No pasa nada, mamá, ya compartiré con algún amigo”… y me dan ganas de comérmela a besos y llevármela al parque de atracciones el resto del día (y darme un capón a mí misma por histérica).
Y para muestra aplastante de mi maternidad normaldeandarporcasa, esta: El día de San Isidro había que llevar rosquillas al cole para desayunar. 10 minutos antes de entrar al colegio llegábamos derrapando a la pastelería más cercana a comprar dos paquetitos de rosquillas para mi hija mayor y un amigo, cuya madre normaldeandarporcasa, como yo, también tenía mil millones de cosas en la cabeza además de las rosquillas. Y los niños tan  contentos a clase con su bolsa blanca de “pastelerías Pepe”. Y saliendo del cole mi marido me dice: La antigua Laura ayer se habría quedado hasta las dos de la mañana haciendo rosquillas, las habría envuelto en papel craft y adornado con washi tape. Estás bien?? “¡¡Mejor que nunca!!”
El mejor piropo que he recibido en mi vuelta al trabajo ha sido “Qué cara de felicidad tienes”. Pues eso, soy feliz.
Anuncios
This entry was posted in: Kids
Tagged with: ,

por

Aquí empieza mi 3ª reencarnación 3.0, coincidiendo con mi 3ª reencarnación profesional y una nueva etapa vital. Este lugar solo puede llamarse Apartamento 3, un espacio en el que cabe todo. No me preguntéis de qué voy a hablar aquí, porque no tengo la menor idea.

11 Comments

  1. Hola Laura! Acabas de llegar a mi corazón!Totalmente identificada contigo en esto de ser mama de andar por casa. No es fácil llegar a todo, y ademas con una sonrisa en la boca. Como no somos perfectas se nos olvidan cosas, pero nuestros hijos, como tu niña, nos demuestran que nos quieren cada día!El mejor premio a esto de ser mamá, son ellos!! te sigo hace un tiempo por twitter, pero ahora me quedo en tu blog!! Tu post me ha encantado!!

    Besos!

  2. Ayy que bonita entrada…yo todavía no soy mami, pero cuando lo sea seguro que soy como tú… de aquí para allá como un torbellino y sin poder parar! disfruta de tus hijas y eso…sé Feliz!

    besos

    Amina

  3. Genial,lo has contado de maravilla. Hala, que ya no nos da la vida chica, totalmente contigo, ahora solo falta que nos cambienestos horarios queno hay quien concilie. Un besazo
    Y los de los blogs de madres todo un descubrimiento, mañana me voy a la fiesta de Mdresfera.
    yolanda

  4. Rela real!
    Me sumo al comentario de mi hija mayor cuando me olvido su desayuno y lo comprensibles que son , pese a ser tan pequeños!
    Yo también soy una madre normaldeandarporcasa de tres!

  5. Marian, a veces con una sonrisa y otras con lágrimas en los ojos y apunto de cortarnos las venas! Y otras veces, simplemente pues no llegamos y punto

  6. Amina, lo bueno de esto es que uno puede escoger (más o menos) qué tipo de madre quiere ser. Yo creo que cuanto más normal mejor, todo o normal que es una jajajaja!

  7. Olga, a mi me da a veces unas lecciones que me quedo patidifusa!! Con tres no se puede ser normal de andar por casa, con tres hay que ser súper madre!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s